Continuidad y Travelling

Travelling o trávelin, en su versión españolizada, es la acción de desplazar la cámara respecto a los objetos en un movimiento continuo, mediante el uso de raíles, carros u otros medios, para conseguir la sensación de acompañamiento o de acercamiento/alejamiento. Aunque esto también se consigue con un movimiento del objeto hacia la cámara, como hacía Méliès.

Lo que me interesa de esta técnica es la sensación de continuidad que puede generar. Confieso que me apasionan las secuencias continuas, no sólo por la sensación de “flotar” en la acción y lo inmersivo que resulta, sino por tratar de entender el ingenio necesario para llevarlas a cabo.

Estos días me he topado con un videoclip (otra gran pasión y fuente de inspiración) que me ha llamado mucho la atención, entre otras cosas por ese único eje de movimiento de la cámara, que lo atraviesa todo y te acompaña a profundizar más y más…

En este No Reason de Bonobo se combina el movimiento de cámara con la aparente repetición de elementos y los cambios de escala para generar una sensación de claustrofobia y cierto desasosiego. Además está lleno de pequeños detalles, de esos que encentras uno nuevo cada vez que lo ves…

Al reflexionar sobre este vídeo, he recordado otros tantos que se valen del mismo recurso para generar esa sensación de continuidad y he decidido rescatar dos que me gustan especialmente, aunque su uso del espacio en negro elimina las referencias espaciales y los coloca en un punto intermedio en el que no sabes si se mueve la cámara o los objetos…

Cómo no empezar con este gran clásico de The White Stripes, dicen que inspirado en un cartel de la Naranja Mecánica.

Este vídeo de Justice es para ver en pantalla grande, me encanta esa sensación de magnitud y vértigo que genera.

La próxima semana hablaré de otra forma de generar esta sensación en tomas continuas, espero que me leas 😉

Dime lo que piensas...