Diseña Idiota! 002

Resulta cuanto menos gracioso ver por la calle una pintada anunciando una convocatoria de huelga o movilizando el voto hacia algún partido político. Sobretodo cuando ha pasado el tiempo y eres consciente de su escaso éxito.

Más allá de analizar lo cutre e inadecuado de estos sistemas de “publicidad”, por llamarlo de alguna forma, mi planteamiento surge en torno a la aparente discrepancia entre lo efímero del acto anunciado y lo permanente del sistema usado para anunciarlo.

La comunicación de eventos temporales debe ser igualmente temporal?

Desde mi punto de vista, creo que a estas alturas sobra siquiera el planteárselo. En toda actividad de diseño, tan importante como planificar el lanzamiento al mundo de un proyecto, es plantear su desaparición, o al menos su retirada. De esta manera, a la hora de lanzar un mensaje, debemos ser conscientes de cómo se acogerá y de cómo acabará siendo absorbido por el entorno hasta olvidarse.

En el caso de una comunicación de carácter efímero, existen alternativas en cuanto a medios y soportes, que permiten que el mensaje aparezca y desaparezca rápidamente, sin la pretensión de dejar una huella más allá del tiempo necesario para transmitir el mensaje.

Un diseñador avispado podría, además, encontrar suficientes recursos en el mundo del arte y la publicidad de guerrilla como para generar comunicaciones con un valor añadido a tener en cuenta.

Debemos ser consientes de lo efímero de nuestras ideas y no permitir que aquello que queremos decir degrade la naturaleza del medio en que lo decimos.

Dime lo que piensas...