Dispersión II

Y bien, a qué venía el rollo de la dispersión de la semana pasada te preguntarás…

Pues bien, con esto de volver a estar comunicativo y a usar las redes sociales de cara a tener presencia online, me he topado con el problema de la coherencia en el uso en las Redes Sociales, que uso de diferentes maneras y a las que llegué en momentos distintos.

Tengo dificultad en elegir el enfoque que debería llevar en las redes sociales: debería existir coherencia en el tono comunicativo o cada red debe mantener cierta independencia, especialización por la audiencia o mostrar más libremente el complejo tejido de referencias, vivencias y proyectos que es mi mundo, comunicación personal o exclusivamente profesional?

Supongo que el tener mi vida personal y profesional tan entremezcladas no hace más que dificultar las decisiones.

Pero una vez tomadas, debería hacerme un manual o una hoja de estilo que marque claramente qué publicar y cómo hacerlo, o debería generar un sistema más orgánico por ser una persona y no una corporación?

Lo cierto es que esperaba haber reflexionado un poco sobre el tema y que este post fuese una serie de respuestas y no un amasijo de dudas, pero me cuesta decidir sobre este tema (en casa del herrero cuchara de palo, supongo) Así que creo que lo dejaré abierto, como un apunte mental dentro de un debate mayor que iré completando en el futuro.

Dime lo que piensas...