TítuLOL

Como te habrás dado cuenta, querido lector habitual, es decir, nadie, este lunes no he publicado nada. La razón no es otra que la presentación de mi proyecto final de carrera de Diseño Industrial. Y debido a el ajetreo y el estrés de prepararla, lo cierto es que no estaba como para pensar en otra cosa.

Y ahora soy ingeniero.

He usado esta frase como una coña los últimos días, porque ni me siento como tal, ni creo que el tener el título ahora vaya a cambiar sustancialmente mis capacidades como diseñador.

Supongo que el haber dejado aparcado el proyecto, mientras me zambullía en la carrera de Diseño Gráfico, me ha llevado a tomarme este “rito de iniciación” como un simple procedimiento protocolario, algo a destiempo que tenía que cerrar, simplemente. Lo he sentido más como un proyecto en el que he volcado la madurez adquirida durante estos años, que un proyecto que me ayudaba a madurar. Aunque sin dejar de aprender, como siempre.

Aquí surge un tema interesante, con el que he debatido últimamente a raíz de unas publicaciones que leí en Facebook: El título no lo es todo, porque hay que aprender de cada experiencia.
Intentaré extenderlo en un post próximamente.
Ahora toca descansar un par de días y disfrutar de esta relativa libertad.

 

Dime lo que piensas...